El agua del grifo sabe mal

Sin embargo, hay un inconveniente que no ha conseguido solventar hasta el momento: su sabor tiene un gusto un tan fuerte que empuja a muchos de los usuarios a optar por el agua embotellada para el consumo diario. El proceso de potabilización es el mismo que el de cualquier otra ciudad española y, sin embargo, el resultado no es el mismo. ¿Por qué entonces el agua del grifo de Valencia sabe 'mal'?

La respuesta hay que buscarla en las propiedades del terreno de las cuencas de los ríos de las que se nutre la red de agua potable de Valencia y su área metropolitana: el Júcar y el Túria. En ambos casos, el suelo es calcáreo, es decir, con altas concentraciones de calcio que, con las lluvias, acaban diluyéndose en la corriente fluvial. Cuando llueve, el agua arrastra todo ese calcio y el río adquiere los minerales antes de llegar a las plantas de tratamiento. En el proceso de potabilización se añade cloro como desinfectante y la mezcla de los dos elementos otorga ese sabor característico al agua.

El suelo es, precisamente, el elemento diferencial con otras regiones conocidas por su buena calidad del agua como Madrid o el área cantábrica. Allí el suelo es silíceo y el agua no lo disuelve con facilidad. Así, las partículas difícilmente se arrastran a las cuencas y no generan problemas con el sabor.

Para rebajar ese sabor molesto en Valencia,  en el proceso de tratamiento se reduce el PH del agua y se realiza un proceso de desinfección por ultravioleta que reduce la necesidad de cloro en una primera fase del tratamiento, pero (hasta el momento) no se ha conseguido eliminar por completo su dureza.

El primero paso ya ha comenzado, aunque debe continuar en los próximos años y consiste en la instalación de filtros con carbono activo granulado. El sabor con este sistema mejora considerablemente y se han proyectado inversiones para cambiar todos los filtros tanto de Manises como de Picassent. Además, con el tratamiento ultravioleta se ha reducido el uso del cloro en una primera instancia, lo que también supone un avance.

En episodios de sequía el problema del mal sabor se intensifica, ya que al descender el nivel de los embalses el agua que se utiliza es la más próxima al fondo y, por tanto, tiene una mayor presencia de algas. Una situación que en ocasiones ha ocasionado quejas de los usuarios.

El consumo de aguas rica en calcio, como es el caso de Valencia, se asocia con un aumento en la densidad mineral ósea y con una disminución de los marcadores de remodelado óseo. Además, el agua del suministro desde la red también contiene otros minerales como el magnesio y el socio, con efectos potenciales en la salud. El aumento del sodio en la ingesta contribuye a la hipertensión, pero por el contrario el aumento del magnesio se ha relacionado con una disminución de muerte súbita y cardiopatía isquémica. En el caso de Valencia, el agua tiene 121 miligramos por litro de calcio. Entre los beneficios que supone el consumo de agua del grifo también está la seguridad, ya que no está expuesta a los rayos solares ni a los cambios bruscos de temperatura.

 

Ósmosis Inversa Doméstica

Aqua Salud le ofrece la instalación y mantenimiento de equipos diversos para el tratamiento de aguas tanto a nivel industrial como doméstico. También colaborando como consultora técnica para el tratamiento de aguas residuales, aportando toda nuestra experiencia a nuestros clientes.

La salud es lo más importante y es en definitiva el principal motivo para instalar su equipo de ósmosis inversa. Aunque el beneficio y la mejora de la salud es en general, dado que toda el agua que ingerimos tanto al beber como al comer está prácticamente libre de toxinas, hay grupos especiales de personas que mejorarán especialmente su estado físico:

  • Los enfermos de riñón mejorarán sustancialmente el tránsito diurético.
  • Los niños, ya que su sabor libre de cloro, les encantará.
  • Las mujeres embarazadas por proporcionar al feto agua libre de impurezas.
  • Las personas mayores que además de no tener que cargar con botellas de agua desde el supermercado, comprobarán los beneficios de ingerir agua osmotizada en su piel, en sus digestiones y como hemos dicho en su función renal.

 

Instalando un equipo de ósmosis inversa, evitará todos los problemas derivados de la alta concentración de residuos en el agua.

SÍ, QUIERO UN EQUIPO DE ÓSMOSIS INVERSA EN MI CASA. MÁS INFORMACIÓN