Menos es más saludable

Las altas concentraciones de nitratos en el agua provocadas por el uso de abonos químicos especialmente en la agricultura y ganadería intensivas, originan un alta concentración de minerales que afectan a la composición del agua en las capas freáticas del subsuelo. Este exceso de mineralización afecta a las aguas de manantiales, rios, etc. El exceso de minerales en el agua es perjudicial para la salud pudiendo ser el causante de graves enfermedades, especialmente las renales. Uno de los sistemas para rebajar o eliminar este exceso de minerales es la desmineralización del agua mediante el intercambio iónico. 

El ion nitrato NO3- es una forma de nitrógeno. En sí mismo no es tóxico. Su presencia natural en las aguas superficiales o subterráneas es consecuencia del ciclo natural del nitrógeno; sin embargo, en determinadas zonas ha habido una alteración de este ciclo con un aumento en la concentración de nitratos, debido fundamentalmente a un excesivo uso de abonos nitrogenados y a su posterior arrastre por las aguas de lluvia o riegos.

Actualmente en la Comunidad Europea y en España (RD 140/2003) el nivel máximo permitido de nitratos en aguas potables es de 50 mg/l.

Si bien los residuos industriales constituyen también una fuente importante de nitratos en las aguas, especialmente los provenientes de mataderos, destilerías, azucareras, industrias de levadura, de almidón, textiles y fertilizantes, la contaminación generada por la agricultura y ganadería intensiva en la que se utilizan enormes cantidades de abonos nitrogenados es aún más voluminosa ya que su rápida dilución permite su paso a las aguas subterráneas, ríos y acuíferos, con facilidad. 

EFECTOS EN LA SALUDdesmineralizador de aguas

La ingestión de altas cantidades de nitratos puede ser tóxica cuando se transforman en nitritos. El efecto más conocido es el bloqueo del transporte de oxígeno, produciendo un efecto similar a la falta de oxígeno respirado.

Por otro lado, los nitratos reaccionan con los aminoácidos de los alimentos en el estómago, produciendo sustancias que han demostrado tener efectos cancerígenos.

SEPARACIÓN DE NITRATOS

Una de las técnicas más usuales para depurar aguas con alta concentración de nitratos es mediante intercambio iónico. Las resinas aniónicas cargadas de iones de cloruro se intercambian con los iones nitrato presentes en el agua.

En este intercambio pueden interferir otros iones, como cloruros, bicarbonatos y muy especialmente los sulfatos. En los sistemas desnitradores se utilizan resinas aniónicas selectivas, que presentan mayor afinidad por nitratos, seguido de sulfatos, cloruros y finalmente los bicarbonatos.

ELECCIÓN DE EQUIPO

A la hora de elegir un equipo desnitrador es muy importante disponer de un análisis completo del agua, ya que la concentración y tipo de las otras sales presentes determinará su elección.

La regeneración se realiza mediante aspiración de salmuera a semejanza de los descalcificadores, siendo en este caso el ion cloruro el que regenera la resina, intercambiándose con el ion nitrato, que se desecha al desagüe.

Si el contenido de nitratos es muy elevado (superior a 200 ppm) y el consumo de agua es importante, un tratamiento de eliminación de nitratos por ósmosis inversa es la opción más recomendada.

 

SÍ, QUIERO UN EQUIPO DE ÓSMOSIS INVERSA EN MI CASA. MÁS INFORMACIÓN