Bebidas refrescantes con agua osmotizada

bebidas con agua osmotizadaDestacando que las bebidas refrescantes con gas no son opciones muy adecuadas, ya que las cantidades alarmantes de azúcar que llevan en su composición no son lo más saludable para nuestro organismo, para evitar las tentaciones debemos conocer y poner en práctica otras alternativas mucho más beneficiosas y saludables para nuestro bienestar y de nuestra familia. De esta forma conseguirás dejar atrás ingredientes como los colorantes y saborizantes.


Por ello, os contamos una forma fácil y sencilla de elaborar recetas de agua con sabor de frutas, el resultado es una bebida hidratante, sana y natural.

BEBIDAS DE AGUA OSMOTIZADA

Su elaboración es muy sencilla, sólo hay que tener en cuenta que el ingrediente principal es el agua osmotizada y ahora escoge la fruta que más te apetezca, cortarla en pedazos e introducirla en el agua o licuala. Tras 1 o 2 horas en el frigorífico, el agua osmotizada habrá adquirido de forma natural color, sabor y las vitaminas propias de cada fruta. ¿A que esperas a preparar tu agua con sabor a frutas?

Empezamos con agua osmotizada con limón. La más refrescante de todas!!!


Sin duda la más refrescantes del verano, a su vez, nos ayuda a combatir posibles resfriados propios de esta época por los drásticos cambios de temperatura. Si quieres darle un toque especial puedes añadirle unas hojitas de menta.

Ten en cuenta siempre comenzar las recetas con 1 a 2 litros de agua filtrada, recuerda que nuestros equipos de ósmosis inversa filtran el agua eliminando el exceso de mineralización, toxinas y el cloro de su suministro de agua potable. El resultado es un agua diurética por su baja mineralización, limpia de productos químicos como el cloro y de metales pesados así como todo tipo de impurezas. 

Seguimos con el agua osmotizada con sabor a fresas.

Cortamos en rodajas media docena de fresas, medio limón, hojas de albahaca picaditas, un litro de agua y hielo granizado.

Agua osmotizada con sandía, especial para los peques de la casa

Recuerda que la sandía es un tipo de fruta que nos aporta de forma natural color y sabor para este tipo de recetas. Tan solo tienes que licuarla con agua fría y servir. El resultado un aporte de vitamina A y diversión asegurada para los peques de la casa.

Y para terminar la más exótica el agua de ósmosis inversa con sabor a coco.
4 tazas de jugo o agua de coco, el zumo de un limón, y hielo granizado. Dejarlo reposar en el frigorífico y luego servir.

Bebidas refrescantes de agua libre de toxinas, rápidas y fáciles de preparar, y los más importante tu organismo te lo agradecerá.

SÍ, QUIERO UN EQUIPO DE ÓSMOSIS INVERSA EN MI CASA. MÁS INFORMACIÓN