Demineralización de aguas

La función principal del proceso de desmineralización radica en la eliminación de sólidos disueltos que contiene el agua.

Los sólidos disueltos son partículas de tamaño reducido que se encuentran totalmente rodeadas por moléculas de agua y que poseen cierta carga eléctrica. Si la carga es negativa se denominan aniones, en cambio, si la carga es positiva se denominan cationes. Sin la presencia de agua forman compuestos denominados sales.

El agua de aportación tiene que estar dentro de las ratios pertinentes de conductividad y dióxido de silicio (SiO2). Para asegurarnos de estar dentro de dicho s ratios se precisa realizar el proceso de desmineralización en dos etapas: La elección de un proceso u otro vendrá condicionada por las características fisicoquímicas del agua de alimentación, la producción necesaria y la fuente de energía disponible para impulsar la planta de desmineralización.

 

Desmineralización Primaria

Donde se elimina el grueso de las sales disueltas, mediante intercambiadores con resinas del tipo catión fuerte y anión fuerte, un sistema de evaporación o un sistema de ósmosis inversa.

Desmineralización Secundaria

Donde se realiza el pulido final para alcanzar dichos ratios. Esta segunda etapa siempre estará constituida por intercambiadores de resinas del tipo catión y anión fuerte, formando dos lechos separados o un lecho mixto.

Donde pone Esterilización añade también este apartado.

Oxidación mediante Ozono:

Además, es un método muy rentable en el tratamiento de agua, ya que se produce en el sitio y no requiere el transporte y almacenamiento de productos químicos peligrosos. Una vez que se ha desintegrado, no deja sabor u olor en el agua potable.

Industrialmente, el ozono se utiliza para:

  • Desinfectar la ropa en hospitales, fábricas de alimentos, hogares de cuidado.
  • Desinfectar el agua en lugar de cloro.
  • Desodorizar el aire y los objetos.
  • Mata a las bacterias en los alimentos o en las superficies de contacto.
  • Desinfectar piscinas y spas
  • Mata a los insectos en granos almacenados.
  • Levadura Scrub y esporas de moho del aire en las plantas de procesamiento de alimentos.
  • Lavar las frutas y verduras frescas con agua ozonizada para matar la levadura, el moho y las bacterias.
  • Erradicar parásitos transmitidas por el agua, tales como Giardia lamblia y Cryptosporidium en las plantas de tratamiento de aguas superficiales.

Muchos hospitales de todo el mundo lo utilizan para descontaminar los quirófanos entre cirugías. Las habitaciones se limpian y luego se sellan herméticamente antes de ser llenado con el ozono que mata o neutraliza todas las bacterias restantes.

El ozono puede ser utilizado para desintoxicar residuos de cianuro (por ejemplo, de extracción de oro y plata) por oxidación de cianuro a cianato y finalmente en dióxido de carbono.

 

Vea también desnitrificación