Agua tibia con limón. Virtudes y perjuicios a debate.

Sin duda, ha creado miles de adeptos, que, como yo, creen en las mejoras que aportan a nuestra salud el aumento de vitamina C, siendo este indispensable para combatir los resfriados propios de esta temporada.

Pero lejos de haber encontrado una formula magistral, hoy desarrollamos los pros y los contras de esta mezcla que ha dejado de ser milagrosa.

La primera creencia errónea: El agua con limón favorece la digestión.

Tras varios artículos sobre “El agua tibia con limón”, lo que hemos podido sacar en claro, es que el beneficio está en el agua tibia (sola), sin el limón, al estar tibia, favorece el tránsito intestinal y limpia el organismo de toxinas. Sí además, el agua es tratada con un sistema de ósmosis inversa el resultado final es excelente.

En su contra, el limón anima en exceso la producción de los ácidos digestivos, es decir, que pueden producir o empeorar los ardores y el reflujo.


Vitamina C, el escudo para combatir los resfriados.

No hace falta describir los beneficios de la vitamina C en nuestro sistema inmunológico, entre ellas resaltamos su poder antioxidante. Pero si que hay que destacar que en el caso de su consumo excesivo nos encontraríamos con efectos secundarios como puedes ser los vómitos y diarreas.

Sin olvidar que al contener una fibra denominada pectina tendremos la sensación de estar saciados y no comeremos las cantidades de alimentos necesarios y precisos que necesitamos a lo largo del día.

[La pectina es un tipo de fibra que favorece la perdida de peso. La pectina (mejor si se toma con agua) al digerirse se convierte en un “pegajosa” que evita la absorción rápida de los azucares en el estómago, pero a nivel intestinal se encarga de eliminar los residuos al aumentar su volumen de las heces (previniendo el estreñimiento). Eso se traduce en una mayor sensación de saciedad y una mayor eliminación de toxinas que se encuentran en el organismo.] 

Y sobre las migrañas ..., y aunque las investigaciones no son definitivas, hay vestigios sobre los cítricos y su desencadenante en las migrañas, por ello, expertos en estas dolencias aconsejan evitar la ingesta de limones a las personas que padecen de estas molestias.

Por lo que no podemos afirmar que el agua tibia con limón sea nociva para en nuestro organismo, pero tampoco podemos reiterar que puede tomarse como un remedio milagroso. Y por supuesto, en caso de dudas, consulta a un médico. 

Lo que sí podemos afirmar son los beneficios del agua filtrada.

Las mejoras son notables, dado que toda el agua que ingerimos tanto al beber como en la cocción de alimentos está prácticamente libre de toxinas. Además hay que destacar que muchas personas sensibles mejorarán especialmente su estado físico:

• Los enfermos de riñón mejorarán sustancialmente el tránsito diurético.
• Los niños, ya que su sabor libre de cloro, les encantará.
• Las mujeres embarazadas por proporcionar al feto agua libre de impurezas.
• Las personas mayores que además de no tener que cargar con pesadas botellas de agua desde el supermercado, comprobarán los beneficios de ingerir agua osmotizada en su piel, en sus digestiones y como hemos dicho en su función renal.

SÍ, QUIERO UN EQUIPO DE ÓSMOSIS INVERSA EN MI CASA. MÁS INFORMACIÓN