Beneficios de la ósmosis inversa para la higiene

Pero cuando las temperaturas comienzan su despiadada carrera hasta llegar a los treinta y tantos, el calor sofocante sólo se consigue aplacar con una ducha de agua fría. En cualquier caso, y aunque también debemos mencionar a los valientes que en pleno invierno finalizan su ducha con agua fría, generando un gran aporte benéfico y enérgico para su organismo, la elección de agua fría o caliente dependerá de la estación del año en la que nos encontremos, pero sin olvidar algo que pasa desapercibido para muchas personas, y nos referimos a la calidad del agua.

salud con agua osmótica Agua osmótica en la ducha 

Para algunos que ya conocen los beneficios del agua osmótica, una ducha (fría o caliente) es algo más, ya que nuestra piel agradece el agua de equipos de ósmosis inversa (limpia de cal, toxinas y metales). Por ejemplo, las personas que padecen irritaciones cutáneas, dermatitis o psoriasis, afirman que su piel queda más tersa tras la ducha. A la vez, que se reducen los molestos picores o rojeces, consiguiendo minimizar las molestias y recuperar gradualmente un estado óptimo de la dermis.

Para el resto de las personas sin afecciones, el brillo del pelo es un detalle, que todos destacan, ya que al lavar el cabello con agua osmótica, se obtiene un pelo libre de apelmazamientos y sin picores en el cuero cabelludo.

Sin olvidar, que por higiene y salubridad la acción de pasa por la ducha debe ser un hecho diario, independientemente de las preferencias por el agua fría o caliente.

Si eres de los que no tienen muy claro las mejoras que se obtienen en función de la temperatura elegida, permite, que a continuación te detallemos los principales beneficios:

¿Qué sucede cuando nos duchamos con agua caliente osmótica? 

Durante la ducha, es conveniente dejar caer el agua caliente en la nuca y en toda la espalda. El primer provecho se revierte en la relajación muscular. Los músculos se relajan y el cuerpo en general se destensa, llegando incluso, a disminuir las terribles molestias de la migraña.

Si optas por un baño de agua caliente y unas velas el efecto sedante aumentará consiguiendo disminuir la tensión, la ansiedad, y sí estas atravesando un proceso gripal te ayudará a reducir la congestión nasal. Aprovecha para utilizar algún aceite esencial de eucalipto para la descongestión, o lavanda si quieres conseguir una relajación plena.

También puedes aprovechar el baño de agua caliente, para proceder a una limpieza facial, limpieza de espinillas y poros.

Y como comentábamos al principio de artículo … si te atreves, termina el baño con una ducha rápida (entre 20-30 segundos) con el agua más fresquita, sobre todo, desde abajo hacia arriba en la zona de las piernas, conseguirás activar la circulación.

 
¿Qué efecto tiene el agua fría de equipos de ósmosis inversa en nuestro cuerpo?

El primer gran beneficio, y a mi parecer el más importante de todos ellos, es la activación que tienen los receptores de frío de nuestra piel, una ducha fría hace que el cerebro perciba una multitud de impulsos eléctricos, que ayudan a tener un efecto antidepresivo. Por consiguiente, el estímulo se canaliza, ayuda a despejar la mente y a estimular el metabolismo. Además, se consiguen resultados favorables en la reafirmación de la piel, y en la prevención de la caída del cabello. Sin olvidar el resultado final de sensación de frescor y vitalidad.

Ahora ya no tienes excusa, y sea cual sea tu elección (agua fría o caliente), no pases por alto tu salud y la de tu piel, e infórmate de los equipos de ósmosis inversa que instalamos en hogares.

¡En AquaSalud te asesoramos sin compromiso, nuestra trayectoria profesional nos avala!

SÍ, QUIERO UN EQUIPO DE ÓSMOSIS INVERSA EN MI CASA. MÁS INFORMACIÓN